Sommeil et médecine générale
Recherche dans le site

Acogida > Neologismos

Neologismos

... Más allá de las problemáticas relacionadas con la somnología propiamente dichas (insomnio, somnolencia), nuestra experiencia nos lleva a formular algunas hipótesis sobre los vínculos existentes entre el sueño y la medicina en general.

Se deducen de la observación de algunas situaciones patológicas que acarrean un fracaso de la reflexión médica.
Atañen numerosos trastornos funcionales (la migraña, el cólico...) y algunas patologías situadas al límite entre psicología y fisiología (tales y como la espasmofilia, la fibromialgía o el síndrome de fatiga crónica).
Estos síntomas perjudican, son caprichosos, preocupantes... Sin embargo, todos acaban por curarse sin séquela.
Tener en cuenta las implicaciones del sueño en estas patologías todavía no claramente identificadas permitiría restablecer las bases de un diálogo más constructivo entre el médico y el paciente.
El concepto de insuficiencia funcional del sueño que proponemos en la sección “Medicina general y del sueño” puede ayudarle para tomar en cuenta un conjunto de trastornos que presentan las características clínicas de un sueño ineficaz.


Somnología; Somnicología; hipo sueño; Somno-somático;
Síndrome del hipo sueño;
Somno-tóxico;
Somnicamento;
Falso Verdadero enfermo;
Verdadero Falso enfermo.


Estas reflexiones nos llevan a proponer la definición de algunos nuevos conceptos:

  • Somnología:
    (llamado también “hipnología”) Especialización médica recién aparecida (exploración del sueño paradójico en los años 50; el Profesor Dement en los EEUU y el Profesor Jouvet en Lyon) que propone entender y curar los trastornos vinculados al sueño.
    En primer lugar limitada a los laboratorios de grabación del sueño en los servicios de neurología de los Centros Hospitalarios Universitarios (llamados CHU en francés), esta ciencia se independizó en 1986 gracias a la creación de la Sociedad Francesa de Investigación sobre el Sueño (SFRS).
    No obstante, mientras que los trastornos vinculados al sueño acarrean más muertes que las enfermedades cardiovasculares o que los cánceres, la ciencia del sueño llamada también “somnología” sigue siendo el sector dejado de lado por la enseñanza médica y olvidado en los temas de salud pública.
    En 2003, los poderes públicos se comprometieron a reconocer poco a poco este campo de la medicina creando una sección específica en las guías telefónicas para permitirles ejercer esta profesión de forma exclusiva e independiente para los titulados del diploma de la SFRS.
    En 2005 fue creada el ISV (Instituto del Sueño y de la Vigilia), emanación de la nueva SFRMS (Sociedad Francesa de Investigación y Medicina del Sueño) para ejercer una presión sobre los poderes públicos (con el apoyo financiero de los laboratorios farmacéuticos).
    En 2007, el ministro de la Salud lanzó en el tapete un Plan de Acción para el Sueño, el “PAS”.
    A ver...

  • Somnólogo:
    (llamado también “hipnólogo”): Médico del Sueño y del Insomnio, o sea médico de la Vigilia y de la Somnolencia. (Diploma “Inter-universitario” Nacional organizado desde 1986 por los laboratorios de exploración del sueño y por la SFRS).
    Como lo dice claramente el título del diploma, los médicos somnólogos (o “hipnólogos”) están especializados en la comprensión y la cura de los problemas de somnolenca y de insomnio.
    A menudo, los problemas relacionados con la fatiga no les suenan mucho. No dan lugar a muchas publicaciones mientras que a lo largo de la práctica (principalmente en los hospitales), no encuentran la panoplia de trastornos funcionales que, en nuestra opinión, acarrea.



  • "Somnicología":
    La somnicología es la aplicación de las reglas estrictas de la medicina del sueño y de la cronobiología para entender y curar los trastornos funcionales.

    Es una concepción de la somnología un poco futurista extendida a las patologías de medicina general. El enfoque de los conocimientos sobre el sueño permite una mejor toma en cuenta de numerosas enfermedades vinculadas a la fatiga (que muchas veces dan lugar a algunos malentendidos por parte de la profesión médica).
    Más allá de los problemas médicos propiamente dichos, la somnicología se extiende también a la gestión de los ritmos de vida en nuestra sociedad.
    Pensamos que el mundo de mañana presenta, en el aspecto del ritmo vigilia-sueño, un verdadero desafío que hace falta mencionar y tomar en cuenta como ya lo hacen los navegantes solitarios. La reducción de la duración de sueño hace mucho daño a nuestra sociedad. Disminuyó de nueve horas en 1900 a siete horas y media (e incluso debajo de cinco horas hoy en día en los EEUU).


  • "Somnotóxico":
    Propiedad propia a la degradación del sueño tanto en el aspecto cuantitativo (televisión, internet, juegos vídeos, etc.) como cualitativo (acontecimientos claves en una vida, desajuste horario).
    NB. NB: el concepto de “estrés” es demasiado limitado al impacto “psicológico” de una agresión. Según nosotros, el efecto somnotóxico de los acontecimientos claves en una vida se manifiesta por trastornos funcionales (en caso de descompensación) independientemente del sufrimiento moral o de la angustia de uno. (O sea, tener mucha suerte al bingo o casar a sus hijos no es considerado como un “estrés” pero puede llevar uno a tener un lumbago).


  • "Hipo sueño":
    Fase de descompensación de una insuficiencia funcional del sueño que se traduce por la imposibilidad de recargarse y fortalecerse mientras uno está durmiendo.
    El paciente dedica mucho tiempo a descansar, y, al principio, incluso llega a dormir mucho más, pero este sueño ya no le proporciona lo esencial: estar descansado y en forma. El paciente se queja de una fatiga similar a la que conoce un paciente insomne.(Se obtiene las mismas estadísticas sobre las escalas de fátiga)
    Observación:
    • - En condición experimental, un paciente privado de sueño se encuentra rápidamente en un estado de somnolencia. Tiene sueño y se duerme muy fácilmente tras una o dos noches sin dormir.
    • - Un paciente insomne se siente privado de sueño porque está cansado, pero no logra a dormirse fácilmente porque no se encuentra en un estado de somnolencia.
    • Según nosotros, el insomnio podría ser una forma desarrollada del síndrome de hipo-sueño. El paciente cansado no consigue dormirse tras haber intentado descansar muchas veces Cf. "Quiero dormir".
    • Así que la fatiga procedente del hipo-sueño sería responsable de los insomnios nocturnos y no el contrario.



  • "Somnosomático":
    Esta palabra cualifica todos los síntomas que traducen una situación de falta de sueño que está desequilibrándose. A gracias a su función de alarma en todas las fases de la enfermedad, estos síntomas son extremadamente variados (son denominados “ubicuos” porque pueden desarrollarse en cualquier órgano del cuerpo).
    Poseen cuatro características comunes :
    • perjudican: desempleo, imposibilidad para levantarse, moverse... (migraña, lumbago, vértigo...)
    • caprichosos: evolución desesperante a pesar de la cura y de las remisiones espontáneas (milagrosas, lo que acarrea la aparición de otras medicinas menos convencionales);
    • Inquietantes: causa una espiral de consultas, exámenes médicos adicionales y curas muy difíciles de controlar que constituyen fuentes de complicaciones debidas a la intervención del médico.
    • Leve: fuera de las complicaciones médicas desgraciadamente muy frecuentes (patología con un riesgo importante de complicación causada por el médico o una mala cura), la evolución a largo plazo es, a pesar de todo, excelente.


    Frente a esta ausencia de origen detectable, muchas veces estos síntomas son considerados como si fueran de origen ‘psicológico’. Por consiguiente, se considera que el aspecto psicológico es el motor.
    Por definición, la intensidad de este último va acompañado con el grado de resistencia o “sordera” del paciente frente a su enfermedad.
    Por regla general, la curación del paciente es espontánea pero algunas formas clínicas que incapacitan pueden ser calificadas como “malignas”.


  • "Síndrome de hipo-sueño":
    Conjunto de los síntomas que traducen señales de insuficiencia funcional del sueño (trastornos funcionales, espasmofilia o tetania, fibromialgia y el síndrome de fatiga crónica).
    Aquí, suponemos que un déficit cualitativo del sueño representa el mecanismo fisio-patológico común de todos estos síntomas que traducen señales de[decompensacion del sistema http://sommeil-mg.net/spip/spip.php?article92]



  • "Somnicamentos":
    "Dormir es un medicamento". La comprensión de la importancia de los ritmos biológicos y de la noción de falta de sueño (hipo-sueño) puede llevar a una nueva forma de curación de los trastornos funcionales.

    Los principales somnicamentos científicamente reconocidos son:

    • La siesta;
    • La luz;
    • El calor
    • El deporte;
    • La alimentación;
    • Otros somnicamentos tales y como reír, el placer o el amor todavía no son reconocidos...
      NB.De la misma manera que todos los medicamentos activos, los somnicamentos pueden tener efectos secundarios (indeseables o sea, somnotóxicos) .
      La siesta, por ejemplo, puede contribuir en la aumentación de la fatiga (jaqueca, tortícolis, etc.). Es absolutamente contraindicada en caso de insomnio.



  • Siesta, modo de empleo:
    La siesta es un “somnicamento" muy potente. Es necesario saber utilizarlo con cautela.
    El “Didal-smg, diccionario de los Somnicamentos” detalla todo lo que uno tiene que saber sobre su prudente utilización .
    Leer atentamente la noticia para el público en general->spip.php?article98]
    Leer la ficha RCP (Resumen de las Características del Producto) para los profesionales de la salud


  • "El falso Verdadero enfermo" :
    Representa la persona que cura su enfermedad con muchos medicamentos y consulta su médico sin ningún provecho ya que se considera que su enfermedad es responsable de trastornos funcionales somnosomáticos .


  • "El verdadero Falso enfermo":
    Es el enfermo incomprendido: es el “SDF, Sin Domicilio Fijo de la medicina”. Es el paciente que padece de trastornos funcionales somnosomáticos que, al no tener ninguna curación, tienen la etiqueta “psicosomáticos” o imaginarios.


P.-S. 

Preferimos los términos “somnologíá” y “somnólogo” que todavía no están en el diccionario en vez de “hipnología” e “hipnólogo” que se relacionan demasiado con la hipnosis, tema más limitado, definido como un estado de conciencia transicional entre la vigilia y el sueño




Auteur | Contact | Copyleft | Traductions | derniere modif 14 de agosto de 2007.